domingo, 14 de junio de 2015

Tres cosas hay en la vida


Tres cosas hay en la vida

https://www.youtube.com/watch?v=q6VapvI_uv0



Hoy, en Ho Chi Minh City, antigua Saigón, he vuelto a pecar. Nada en especial, pero estoy seguro que he vuelto a pecar. Aprovechando la coyuntura y sin el menor deseo de redimirme, he tenido una día de visita a templos. Como aquí son tan permisivos en ese aspecto y parece ser que a nadie le da por liarse a hachazos o cuchilladas en templo ajeno, ni a inmolarse con una bomba pegada al cuerpo llevándose por delante a quien ese día la fortuna no le haya sonreido especialmente, he considerado seguro empaparme de la atmósfera con olor a santidad de estos lugares.




En primer lugar he estado en un templo budista; de ahí, guiado por "Venenito", me he desplazado a una mezquita dejando una agradable estela de incienso a nuestro paso. Una manzana más allá he visitado un templo hinduista para, ya a la tarde, visitar una iglesia catódica, ya que tenían una gran pantalla de TV. Por cierto, eran católicos.






No perderse la bola de discoteca que se encuentra en el techo del templo hinduista. Que no es por meter cizaña pero, a veces aprovechando la supuesta inmunidad de estos lugares, se esconden cosas mas turbias de lo que uno podría imaginarse. !Que las bolas de discoteca las carga el diablo!



Y excepto en la mezquita, ya que son un poco más ortodoxos que el resto para eso de las formas; en los otros tres templos quemaban incienso. Hay que decir que aquí para cualquier cosa queman incienso y es que, el quemar algo tiene su aquel.







Y evidentemente, en todos los templos la gente rezaba, y como no somos tan,tan diferentes, imagino que todos, con sus pequeñas diferencias, pedirían lo mismo: salud, dinero y/o amor. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?







No hay comentarios: